Reunión con el Secretario de Estado y el Director General de la Policía

Los responsables del ministerio explican las razones del cambio de estructura en la Dirección General de la Policía.

En la mañana de hoy lunes las organizaciones sindicales representativas hemos sido convocadas a una reunión en la Dirección General de la Policía presidida por el  Secretario de Estado y el Director General de la Policía.

El motivo de esta reunión era explicar las razones que han llevado a los máximos responsables del ministerio a abordar una reforma de todas las direcciones generales del mismo aprobada por Real Decreto 770/2017 de 28 de julio de 2.017.

En su intervención, el Secretario de Estado nos ha informado que éste era ya un objetivo pendiente que tenía el ministerio tras el nombramiento de sus actuales titulares y que por ser esta una prioridad y competencia se llevaba tiempo trabajando en ella,  si bien las circunstancias políticas no habían permitido su desarrollo. En este sentido, continuó informando,  se habían barajado tres escenarios posibles para acometer la reforma policial:

1.- Continuar con la misma estructura que existía hasta la fecha.

2.- Crear una nueva otorgando poderes plenos al Director Adjunto Operativo (en palabras del Secretario una especie de Director Adjunto Total) con plenas competencias operativas y de gestión (lo que inevitablemente restaría protagonismo al Director General).

3.- Dividir las responsabilidades en cuatro áreas distintas que respondieran a la realidad social y necesidades actuales adecuando la estructura policial a los objetivos fijados por el ministerio. Estos objetivos podrían resumirse en: modernización del cuerpo, adecuación de recursos,  mejora de las capacidades humanas y técnicas y mejora de la coordinación territorial.

Este tipo de reformas siempre se han hecho, siguió el Secretario, sin consultar a la Junta de Gobierno y sin darse publicidad; en este caso tampoco pues entiende que  no hubiera sido viable solicitar la colaboración de cada una de las direcciones generales que dependen del ministerio y por otro lado, recalcó, la reestructuración es competencia exclusiva de su titular.

Negó que esta reforma obedezca a la necesidad de acabar con la figura del DAO que se tenía hasta ahora si bien reconoció que mantener excesivas cotas de poder en una única persona se había demostrado ser contraproducente.

Finalmente nos emplazó a colaborar en el desarrollo de la Orden de estructura la cual espera sea publicada lo antes posible, barajando como fecha más probable antes de finales de año y en la que se desarrollará de forma pormenorizada la composición de los distintos departamentos de la Dirección.

Una vez expuesta la argumentación, en nuestro turno de intervención agradecimos al Secretario de Estado y al Director el habernos convocado para darnos explicaciones pero entendíamos que la reunión llegaba tarde.

Llegaba tarde porque tanto el modo como la forma (pues no entramos a valorar el contenido) debían haberse producido antes y no tras publicarse la noticia en los medios de comunicación.

Entendemos que los responsables del Cuerpo sí debían haber sido escuchados quizás enmendando errores pasados como ha ocurrido hasta ahora.

Lamentamos el momento en el que se ha producido, con múltiples frentes abiertos y escenarios preocupantes en breve.

Como contestación se nos dijo que probablemente nunca encontráramos el momento oportuno, dando relativa importancia al actual para acometer una reforma de este calado, la cual, insistió no llegará en profundidad hasta su desarrollo completo, para lo que volvió a insistir en solicitar nuestra colaboración.

Quedamos pues a la espera de nuevos emplazamientos, de los cuales se dará oportuna cuenta.

Madrid, 31 de julio de 2017

El Comité Ejecutivo

Ver en PDF

(Visited 1 times, 1 visits today)
Compartir