Reunión de la Unidad de Acción: Seguimos trabajando mientras Interior analiza el coste de las medidas que reclamamos

Una vez mantenida la reunión con el ministro de Interior en la que todas las organizaciones sindicales representativas, en Unidad de Acción, le entregamos el documento de propuestas que exigimos para acabar con la desigualdad que sufre Policía Nacional en sus retribuciones, comparadas con las de otros Cuerpos de seguridad autonómicos y locales, seguimos trabajando en un calendario de actuaciones que está guiado por la urgencia y la gravedad de la situación que se está viviendo en Cataluña.

Los incidentes de las últimas horas -agresiones a comitivas de Policía Nacional y Guardia Civil, acoso en los alojamientos a compañeros, encarteladas y pintadas en cuarteles y/o comisarías, destrozo de vehículos oficiales, descalificaciones políticas de la mano de los partidos secesionistas y algunos aliados que les apoyan en el resto del arco parlamentario- nos han llevado a adoptar una de las decisiones que era evidente: NO asistencia de los Secretarios Generales y Presidente Nacional a los actos oficiales del Día de la Policía de este año.

Si en algún sitio queremos estar el 28 de septiembre, fecha en la que se celebran los actos centrales de nuestros Ángeles Custodios, es en Barcelona. Y no vamos a desplazarnos allí sólo para arropar y apoyar a los compañeros, sino también para tener un gesto público unitario, más amplio y en términos claros y contundentes, en defensa de la Constitución, de la legalidad, de los policías nacionales y del trabajo que realizan en Cataluña en defensa de la democracia, poniendo todas nuestras estructuras jurídicas al servicio de ese único fin general y de la asistencia a los compañeros que lo requieran. De esta iniciativa os daremos cuenta puntualmente la semana que viene, ya que se realizará ante los medios de comunicación.

Por otra parte, ya hemos cerrado una ronda de contactos parlamentarios con el PP, PSOE y Ciudadanos, a quienes les vamos a trasladar la situación salarial que vivimos en este Cuerpo y las medidas necesarias para atajar la desigualdad en retribuciones con otras Policías. Queremos arrancarles un compromiso claro y que pongan sus recursos políticos en esta causa justa. De todos esos encuentros también daremos cumplida cuenta, informando de cómo han reaccionado y sus posturas ante este reto. Con Podemos no nos vamos a reunir porque creemos que su actitud es incompatible con los intereses de los policías nacionales; quienes cuestionan nuestro trabajo y se alían políticamente con el secesionismo no pueden tener cabida en esta ronda de contactos.

Finalmente, los Secretarios Generales y Presidente Nacional de la Unidad de Acción acudiremos, el próximo 2 de octubre, a la concentración que hemos organizado en Alicante para reclamar la dignidad salarial que merecen los policías nacionales frente a los sueldos que perciben en otros Cuerpos. Acto que legalmente cuenta con el necesario paraguas protector de los sindicatos y al que, por tanto, hacemos un llamamiento para acudir a expresar públicamente el hartazgo y enfado que tantos años de recortes han provocado entre los mejores profesionales de la seguridad pública de nuestro país.

Estas tres iniciativas, que forman parte de un calendario más amplio pero que debemos anunciarlas ante la gravedad de los hechos ocurridos en Cataluña en estas horas, obedecen a la necesidad de seguir trabajando para alcanzar el fin que nos hemos propuesto.

Queremos aprovechar la ocasión para reconocer especialmente el trabajo difícil que han tenido que desarrollar ayer en Barcelona los compañeros de las Unidades de Intervención Policial (UIP) desplegados en la calle Caspe (en la sede de la CUP) y los de la Brigada de Información de Barcelona, que lograron intervenir una parte muy relevante de material publicitario y visual relacionado con el referéndum ilegal del 1-O pese a los insultos, provocaciones y teatrillo montado por quienes creen que la legalidad sólo es aquella que más les conviene a ellos. Vamos a estar muy vigilantes para denunciar todo aquel intento de hostigamiento que trate de condicionar el trabajo de los policías nacionales.

Madrid, 21 de Septiembre de 2017

Ver en PDF

Compartir