El SPP ha mantenido una reunión con el Jefe de la División de Formación a fin de resolver muchísimas de las dudas recurrentes en materia de formación.

Hoy día 5 de febrero hemos mantenido una reunión formal con el Jefe de la División de Formación y Perfeccionamiento al objeto de dar respuesta a muchos temas que son dudas recurrentes entre nuestros afiliados. Es de agradecer la disposición de D. Cirilo Durán Reguero a solucionar muchísimos de los retos que en materia de formación se plantean desde hace tiempo y que no han obtenido, por diversos motivos, respuesta adecuada en los últimos años.

Centro Universitario Policial:  El proyecto, que creemos tan necesario para la resolución de muchos de los problemas que se plantean a día de hoy en materia de formación y titulación, es “un empeño personal del Director General” y del propio Jefe de la División, manifestándonos el mismo que dicho Centro Universitario verá la luz a corto plazo. De hecho, ya existe un borrador de Real Decreto para la creación del mismo, lo que demuestra lo avanzado del proyecto.

Equivalencias de Grado: El Jefe de la División confirma fehacientemente la plena validez de los títulos de equivalencia oficial de Grado Universitario para todos los futuros procesos de ascenso, derivados de las órdenes EDU/3125/2011 de 11 de noviembre y ECD/775/2915 de 29 de abril.

Complementos formativos para subinspectores e inspectores: En principio van a seguir realizándose y se va a seguir exigiendo para acceder a los mismos el Bachillerato o equivalente a efectos académicos. Manifiesta que la exigencia de esa equivalencia a efectos académicos se hace necesaria para la posterior equivalencia oficial de grado. Le hemos comunicado que, aun así, seguiremos adelante con los recursos contencioso-administrativos que el SPP ha planteado para compañeros que tienen los títulos de Técnico Superior-Grado Superior (lo que conocíamos por F.P.2) y otras equivalencias a efectos laborales del título de bachiller, entendiendo el Jefe de la División nuestra postura como Sindicato y que esos recursos servirán para enriquecer las posturas de todos y aclarar muchos problemas.

Procesos selectivos: Manifiesta que se van a mejorar, en su caso, las posibles disonancias que se hayan podido dar en los últimos años. Comparte nuestra idea de que no es normal que salgamos tantos años seguidos en prensa por posibles fallos en los procesos selectivos, producto más bien de distintas interpretaciones de las convocatorias que de errores reales en los procesos. Pero ha manifestado su compromiso con la necesidad de unos procesos basados en la plena transparencia y la objetividad y que se está trabajando en ello desde hace tiempo.

Cursos de actualización:  Hay que modernizar el sistema ya que no se puede consentir que siga habiendo las disonancias que desde este Sindicato ya hemos apuntado en varias ocasiones, la última vez en la pregunta al Consejo de la Policía de fecha 11 de marzo de 2019. Nos ha manifestado que ya se está trabajando en un sistema más flexible, que tenga en cuenta el estudio en profundidad de las circunstancias reales de cada escala para poder corregir los problemas que da el sistema actual y que estos cursos sirvan realmente para su propósito.

Idiomas: Sigue adelante el proyecto por el que se va a implementar los idiomas inglés y francés en las distintas escalas y categorías del C.N.P. Evidentemente ese proyecto se plantea a medio plazo, adaptando los niveles de idiomas a las categorías y necesidades. Pero la finalidad es que constituya algo básico en nuestra formación.

Así, desde 2021 se empezará a pedir en el acceso libre pruebas obligatorias de idioma con los niveles adecuados a cada categoría, y el sistema se irá implementando a medio plazo por el sistema de consolidación de niveles.

Todo ello debe ir acompañado, por lógica, por un esfuerzo que la D.G.P. debe hacer para poner herramientas al alcance de todos los funcionarios para ir mejorando esta faceta.

Relojes: Por fin parece que esta “histórica” reivindicación del SPP llega a buen puerto. Al parecer, el absurdo de la prohibición de relojes en los exámenes toca a su fin. Se está estudiando dos vías: o el uso del reloj en las pantallas electrónicas que hay en todas las aulas de formación de nuestros Centros Docentes, o bien permitir el uso de relojes analógicos por parte de los aspirantes. Nos congratulamos de que por fin la lógica impere en algo tan sencillo como absurdo.

Madrid, 5 de febrero de 2020

El Comité Ejecutivo