Rajoy y Zoido deben dimitir si no ponen fin a la caza al Policía que se ha iniciado en Cataluña

Tras asistir durante 48 horas a una auténtica caza al policía, con señalamientos, acoso, persecución y ataques físicos y verbales a quienes nos dedicamos a hacer cumplir la legalidad y el orden constitucional, los límites de la paciencia con este Gobierno se han terminado. El Presidente Mariano Rajoy y su ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, han enviado a miles de policías nacionales y guardias civiles a asumir una misión que nadie más ha querido ejercer en primera línea: defender el Estado de Derecho. Y una vez allí, nos han dejado solos, se han puesto de perfil y con su vil escaqueo, con su maldito cálculo político, están abandonando a su suerte al único baluarte que protege a España frente a la quiebra de la Carta Magna.

Rajoy y Zoido deben actuar de inmediato o presentar su dimisión. Es un escándalo que alcaldes presionen a hoteles para que nos echen de ellos. Es un escándalo que los mossos sigan actuando con equidistancia, traicionando a compañeros y la legalidad que juraron acatar, y que sus mandos se hayan convertido en una extensión de la mafia política que gobierna Cataluña.

Si ya es indignante el miedo a asumir responsabilidades del PP y su Presidente, no es menos vergonzoso que un partido como el PSOE insista en poner el acento en las cargas policiales del 1-O; la misma formación política bajo cuyo mandato se ejecutaron cientos de cargas de similar o mayor dureza en todos sus años de Gobierno. A todos los partidos políticos les exigimos que cesen en el uso de la Policía Nacional y la Guardia Civil en sus cuitas electoralistas: resuelvan el problema de España y dejen de criticar a quienes sirven a la Ley y a los jueces.

Basta ya de permitir insultos y la cacería más rastrera e impune que jamás se haya visto en democracia contra quienes protegen la Ley que nos obliga a todos para que la convivencia no degenere en una jungla. Basta ya de escurrir el bulto, señores Rajoy y Zoido. Exigimos protección del Estado real: ¿dónde está la Fiscalía General del Estado?, ¿dónde la Abogacía?, ¿dónde el Ministerio de Justicia?, ¿dónde los Delegados del Gobierno y Subdelegados del Gobierno de España?, ¿dónde está el Tribunal Constitucional y el TSJ de Cataluña?. ¿dónde está el ministro de Fomento para imponer el orden en los puertos de Cataluña?, ¿en qué lugar se esconde el Director General de la Policía?.

Basta ya de escaqueos, de fiestas del Día de la Policía, de palmadas en el hombro, de discursos, de tuits de peloteo, de ruedas de prensa, de servirse de lo público y no servir a lo público, de gastar 40.000 euros anuales por mosso y no equiparar nuestros sueldos. Demuestren que esta es la Policía Nacional, junto con la Guardia Civil, que defiende a España. Denle la protección que necesita. Y dignifiquen sus condiciones de trabajo. De lo contrario, vamos a exigir su dimisión allí donde podamos, porque no nos sentiremos representados por ustedes.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Compartir