Otra vez incertidumbre en las juras de cargo

Otra vez a vueltas con los actos de jura de cargo de las nuevas promociones. Desde este Sindicato se considera ilógico que, año tras año, se repitan los mismos problemas para los funcionarios que, tras una larga temporada de sacrificio personal, familiar y profesional, consiguen ascender de escala o categoría y, a cambio, ven como la Administración los ningunea e ignora.

 

Algo tan sencillo de entender como que el Acto de Jura de Cargo en su nueva categoría o escala debiera ser un día feliz y una verdadera fiesta en reconocimiento a ese esfuerzo y entrega, se ve ensombrecido por una falta de previsión de los responsables policiales a la hora de fechar dichos eventos.

Se sigue sin tener en cuenta que, el funcionario recién ascendido, así como sus familiares y allegados que quieren disfrutar de este día en su compañía, necesitan organizarse. Reservar hotel, billetes de avión o cualquier mínima planificación resulta imposible, o al menos mucho más complicado y gravoso, al no darse una fecha definitiva con una antelación suficiente, en muchas ocasiones, con sólo una semana de aviso.

Conviene recordar a los responsables de este reiterado caos, que no todos los funcionarios que ascienden viven en Madrid o Ávila; que muchos de ellos tienen que organizar viajes muy largos y deben pernoctar en la ciudad de Santa Teresa; que muchos necesitan reservar billetes de avión, ferrys, alojamiento para sus familiares, etc. Y en muchos casos, la diferencia entre reservar con un mes o una semana de antelación, conlleva un costo demasiado gravoso para quien, ya de por sí, lleva mucho tiempo haciendo sacrificios en pro de su carrera profesional.

Desde este Sindicato solicitamos que, cuanto antes, se elabore un Cronograma Oficial donde quede asentado de forma fehaciente cuando se llevarán a cabo dichos actos, siendo ilógico ya rayando en lo absurdo, que tantos compañeros y familiares tengan que adaptar su vida a la agenda del político de turno.

Con la voluntad debida se podría conseguir que los actos de Jura de Cargo fueran lo que debieran ser: un reconocimiento para el trabajo bien hecho de quienes ascienden y para sus familias. Algo tan sencillo como prever a principios de curso en qué fecha se celebrará exactamente tal o cual jura, parece misión imposible en este Cuerpo, donde prima más si puede venir el político “de moda” que el interés de tantos compañeros.

Insistimos que solo es voluntad…

Madrid, 9 de febrero de 2017

El Comité Ejecutivo Nacional

 

Descargar circular en  PDF 

 

 

Compartir