Otra invasión de competencias territoriales y funcionales por parte de la Guardia Civil

El día tres de octubre ha tenido lugar en Madrid el acto de apertura del Año Judicial Autonómico, en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, sito en la C/ General Castaños, 1.

 El Director General de Seguridad de la Comunidad de Madrid había solicitado a la Policía Nacional, como no podía ser de otra manera al ser los competentes, que dispusiese lo oportuno para prestar dicho servicio. Cuál es la sorpresa de nuestras Unidades de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Madrid, que cuando acuden para prestar el servicio de seguridad y protección del evento, se encuentran con que efectivos GRS, Subsuelo, Guías Caninos, etc. de la Guardia Civil, han establecido un dispositivo con la misma finalidad, consumando una invasión en toda regla de nuestras competencias funcionales y territoriales.

  En el lugar del acto hubo más de diez vehículos policiales (Guardia Civil más Policía) y más de veinte funcionarios portando armas largas. Nos gustaría saber qué pensarían de esta demostración de fuerza los ciudadanos de los distintos pueblos de la geografía española, que reclaman con efusividad más presencia de funcionarios de ese Cuerpo en las zonas rurales.

  Por el contrario, desde el uno de octubre de este año, se están trasladando los Juzgados de Violencia de Género y algunos de los Juzgados de lo Penal, desde sus sedes actuales en la calle Julián Camarillo y Manuel Tobar, a una nueva sede sita en la C/ Albarracín, siendo miembros de la Benemérita los que deberían hacer las labores de custodia y movimiento de detenidos y presos. Bueno, pues se han negado a prestar este servicio en la sede nueva, alegando que no tienen personal, hasta tanto en cuanto no se haga el traslado definitivo, por lo que ha tenido que ser la Policía Nacional quien se haga cargo de la labor.

   En suma, nuevos episodios de la materialización de la definición de la Guardia Civil que hizo un alto mando de ese Cuerpo en una entrevista publicada en ABC, cuando afirmó que son un “Estado dentro del Estado”, y ellos mismos deciden para qué son competentes y para qué no.

   Se podrían seguir contando injerencias y conflictos de esta índole, pero ya estamos hartos de hacerlo. Exigimos que los responsables políticos tomen medidas para frenar esta invasión de competencias. ¿O prefieren seguir siendo cómplices?

Madrid, 4 de octubre de 2018

Leer en PDF