El Sindicato Profesional de Policía reclama más y mejor protección para los miembros de la Policía Nacional. 

  • Exigen al Gobierno ser considerados personal de alto riesgo por el Coronavirus.

  • Demandan que se realicen los test de diagnóstico del COVID-19 a los policías nacionales que hayan estado en situaciones de riesgo de contagio.

  • Reclaman más medios de protección para poder mantener la capacidad operativa.

  • Exigen la inmediata puesta a disposición de la Policía Nacional de los test de detección rápida.

Madrid 23 de marzo de 2020.- El Sindicato Profesional de Policía, mayoritario en las escalas de mando de la Policía Nacional ha remitido una carta a la Comisión de Seguridad y Salud Laboral de la Policía haciéndole saber que la práctica de la actividad policial en los supuestos referidos en el Real Decreto que regula el Estado de Alarma, convierte a los funcionarios de la Policía Nacional en personal con una exposición al riesgo más alta que la indicada por el Ministerio de Sanidad en el Procedimiento de Actuación para los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales frente a la exposición al Coronavirus, donde se  cataloga al colectivo como personal con baja probabilidad de exposición.

Desde el Sindicato indican que, admitiendo como cierto que el personal sanitario es el que mayor probabilidad de contagio presenta, la clasificación de Baja probabilidad de Exposición que se ha asignado al colectivo policial no se corresponde con la derivada de las funciones encomendadas. La Policía Nacional siempre está en primera línea, por lo que solicitan que desde la Comisión de Seguridad y Salud Laboral Policial se inste al organismo correspondiente la modificación a otra valoración, más acorde con las funciones que nos asigna el R.D. 463/2020. Los policías nacionales llevan a cabo una acción inmediata, directa y decidida de protección de la salud y seguridad de los ciudadanos y son fundamentales para contener la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de salud pública.

Los representantes mayoritarios de los mandos policiales exigen también que se realicen con carácter de urgencia los test de diagnóstico del COVID-19 a los policías nacionales que hayan estado en situaciones claras de riesgo de contagio. Es preciso que los responsables policiales de las distintas unidades puedan adoptar medidas de prevención y que sepan cuanto antes con cuántos policías pueden contar para la organización de los servicios. Desde luego que la medida más efectiva para ello es la de conocer lo antes posible el número de afectados reales por el virus.

Piden que se convoque a la mayor brevedad el Grupo de Seguimiento del Plan de actuación frente al COVID-19, para la recepción de los datos de cómo evoluciona la pandemia en la Policía Nacional, así como para la presentación de propuestas de actuación y mejora.

Reclaman que se redoblen los esfuerzos para que se pueda facilitar a los policías nacionales todos los medios de protección necesarios para que estén en condiciones de realizar las funciones asignadas con las mayores garantías. Hasta ahora los medios con los que cuentan han sido insuficientes.

Desde el SPP denuncian la falta de test de detección rápida en la Policía Nacional y exigen al Gobierno inmediatez en la puesta a disposición de los mismos para que puedan seguir haciendo frente a la crisis sanitaria. A día de hoy, un número indefinido de policías se encuentra aislado en sus domicilios sin conocer el estado real respecto a la enfermedad. En algunas comunidades, como por ejemplo Madrid, el número de policías en esta situación excede las cifras que se pudieran considerar normales.

En este sentido, inciden en la necesidad de que el Gobierno preste una mejor asistencia a los policías nacionales afectados por la enfermedad y que permanecen confinados en sus domicilios, dado que en muchos casos en los que solicitan asistencia telefónica, no se les está prestando, ni siquiera se pone nadie en contacto con ellos para valorar la evolución.

Ver en PDF