La Confederación Española de Policía, la Unión Federal de Policía y el Sindicato Profesional de Policía se posicionan sobre la recepción en el Congreso por algunos Grupos Parlamentarios a familiares de agresores de guardias civiles en Alsasua.

En el día de ayer, los Grupos Parlamentarios de Unidos Podemos, PNV y ERC, recibieron en el Congreso de los Diputados a los familiares de los acusados por la Audiencia Nacional de delitos de terrorismo por haber agredido a varios guardias civiles y a sus parejas en la localidad navarra de Alsasua.
 
Nos parece este un hecho lamentable para el que no encontramos calificativos. Estos tres Grupos Parlamentarios han ido mucho más allá de lo que en su día fue la ilegalizada Batasuna en un hecho que si hubiera sido realizado por esa formación política proetarra hubiera sido criticada o incluso no permitida por la Mesa de la Cámara.
 
Nos hubiera gustado mucho más, sería más comprensible y coherente, que estas formaciones políticas hubieran recibido a las víctimas del brutal ataque en vez de a los familiares de sus verdugos, pero cada cual que asuma las responsabilidades de a quién quiere defender y apoyar.
 
Algunos de estos que reciben a los familiares de los verdugos (Unidos Podemos), son los mismos que ayer, en nombre del SUP (Sindicato Unificado de Policía) interpelaron al Director General de la Policía sobre un conflicto colectivo en la Policía Nacional inexistente y que solo existe sobre el papel, haciéndole el juego a una organización sindical claramente posicionada con quienes atacan a la Policía y se renunen con los familiares de quienes les agreden. 
 
Cada cual que se junte con quien quiera y los dermás a sacar cada uno las conclusiones que quiera.