Interior falta al respeto a la Policía Nacional, evitando que la cgi asista a una presentación de consejos ante atentados terroristas

El mismo día en el que la Comisaría General de Información ponía fin, una vez más, a un grave episodio de radicalización yihadista -siendo, por cierto, la segunda operación antiterrorista ejecutada en quince días- el Ministerio del Interior cometía un error de bulto, evitando que los especialistas de Policía Nacional asistieran a la rueda de prensa en la que se presentaban consejos ciudadanos para actuar en caso de atentado. La ausencia de responsables de la lucha antiterrorista del Cuerpo que más operaciones y detenidos realiza en este ámbito supone un desprecio gratuito y que, por llamativo, traslada una imagen de desprecio total hacia nuestro trabajo. El equipo del ministro Zoido ha patinado por primar la publicidad sobre la profesionalidad.

Especialistas de la CGI de Policía Nacional han trabajado en los preparativos de la Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad que está en el origen de la presentación realizada hoy. Y lo han hecho desde hace meses. Por tanto, no hay lugar para el error o el olvido. Pero, sorprendentemente, a Interior no le ha importado esa labor y ha evitado contar con mandos especializados en la lucha antiterrorista -sí ha estado presente un policía, pero no los especialistas en la materia, que son los verdaderos protagonistas de este tipo de trabajos- y sí ha invitado a comparecer al máximo responsable de la Unidad de la Guardia Civil especializada en desarticulación de entramados yihadistas. Nada tenemos que objetar a la presencia de los dos compañeros en la rueda de prensa de hoy. Pero el ministro Zoido ha ofendido a cientos y cientos de policías nacionales de nuestra CGI y sus Brigadas Provinciales y Locales de Información.

Si lo que quería Interior era acelerar la presentación pública de estos consejos para darle al ministro otro motivo más de lucimiento político con el trabajo policial, lo ha hecho a costa de ofender a los especialistas de nuestro Cuerpo en la desarticulación de entramados terroristas. A nadie se le escapa las prisas con las que el departamento del ministro Zoido viene encadenando presentaciones de operaciones -a veces, incluso menos de veinticuatro horas después de su ejecución, como en las recientes incautaciones de cocaína- para llenar de contenido una agenda que, a lo mejor, está demasiado vacía de iniciativas técnicas y proyectos de futuro.

Ya lo hemos dicho en más de una ocasión: además de sacar rédito político a nuestro trabajo, Zoido debe concretar ya su proyecto de equiparación salarial de policías nacionales y guardias civiles.

Leer Nota Conjunta en PDF

(Visited 1 times, 1 visits today)