El SPP abandona la Unidad de Acción

Somos el único que defiende la proporcionalidad en las retribuciones

Ayer se cumplió un año de la firma del histórico Acuerdo de Equiparación salarial, y por parte del Sindicato Profesional de Policía se ha tomado la decisión de abandonar la Unidad de Acción Sindical, que propició dicho acuerdo, por entender que, en esta fase de la negociación, como sindicato representativo de las escalas de mando estamos solos.

Hace un año y medio los sindicatos representativos dijimos basta ya respecto a los agravios salariales con las policías autonómicas y decidimos unir nuestras fuerzas para acabar con esta injusticia histórica, para ello reivindicamos DIGNIDAD SALARIAL Y PROFESIONAL para la Policía Nacional (así reza el lema de las pulseras que lucen en nuestras muñecas), porque ningún policía debería cobrar ni un euro menos que cualquier otro profesional de la seguridad en España.

Fruto del buen hacer y de las innumerables reuniones con los responsables de interior de PP, PSOE y Ciudadanos, conseguimos arrancar del entonces gobierno del Partido Popular un ACUERDO HISTÓRICO, sobre el que empezar a reparar una injusticia salarial que ya duraba más de 30 años.

Con la firma del Acuerdo, cuyo aniversario conmemoramos ayer, como en toda negociación, tuvimos que hacer cesiones y conseguimos muchos aspectos muy valiosos, entre otros, el informe vinculante de una consultora externa y la publicación del Acuerdo en el BOE para poder exigir su cumplimiento judicialmente si se diera el caso.

El 31 de julio del año pasado, ya con el gobierno del PSOE, los responsables del SPP tuvimos que ceder a un reparto lineal, tan deseado por el resto de organizaciones como rechazado históricamente por nuestro sindicato. El SPP se opuso a este tipo de reparto lineal entre todos los policías, independientemente de la categoría, escala o puesto de trabajo que desempeñen, hasta no conocer los resultados de la auditoría que determinará las diferencias reales retributivas entre los diferentes miembros de la Policía Nacional y los Mozos de Escuadra y si bien aceptamos ese reparto para el primer año, en aras a no ralentizar más el cobro, dijimos que en ningún caso íbamos a aceptar que se continuara con el reparto lineal los dos próximos ejercicios.

Fruto de aquella oposición, en la referida reunión, nuestro Director General se comprometió a acelerar los trabajos de consultoría de tal manera que en el año 2019 se pudiera retribuir a cada funcionario de la Policía Nacional en base a la diferencia real existente con su homólogo de los Mozos de Escuadra, lo cual evidentemente no ha ocurrido.

Hace unas semanas nos vimos obligados a aceptar nuevamente un reparto lineal del segundo tramo porque, según la Secretaría de Estado, la consultora no había cumplido con los plazos y no había base para hacer otro tipo de reparto. Se exigió nuestra conformidad para ejecutar el segundo tramo de subida a todos los policías nacionales y guardias civiles.

Para más inri, a los pocos días de dicha firma, pudimos saber por un artículo del diario digital El Independiente, que esto era falso, por lo que actuamos enérgicamente pidiendo la dimisión de la Secretaria de Estado si esto realmente era así (a día de hoy nadie ha desmentido dicha información), y exigiendo traslado urgente de los resultados de la consultora.

En definitiva, durante estos 18 meses hemos remado codo con codo, asumiendo y desempeñando la portavocía de la Unidad de Acción, pero en estas últimas semanas se ha demostrado que, aunque el punto de destino es el mismo, la EQUIPARACIÓN SALARIAL, los caminos son totalmente distintos.

El resto de organizaciones sindicales siempre han defendido la linealidad, no sólo ahora y en esta cuestión, sino siempre y en todos los aspectos (dietas, servicios extraordinarios, servicio de elecciones, DPO), sin tener en cuenta que estamos en un cuerpo jerarquizado y sin valorar la asunción de responsabilidades de unos y otros. Esto va en contra del ADN del SPP, que siempre ha defendido y defenderá LA PROPORCIONALIDAD.

En la última reunión de la Comisión Técnica de Seguimiento del Acuerdo de Equiparación, la Administración con la anuencia del resto de sindicatos, nos puso al SPP ante la tesitura de tener que elegir entre firmar un reparto de las cantidades del Acuerdo para el año 2019, que es injusto con las escalas de mando, o bien no firmar y con ello ser considerados los únicos culpables de que no continuase adelante el Acuerdo.

Esta falta de lealtad a las escalas de mando, por parte del resto de sindicatos, que paradójica y casi inexplicablemente tienen también afiliados de dichas escalas, nos aboca a continuar en solitario en esta lucha de DIGNIFICACIÓN SALARIAL Y PROFESIONAL por escalas y categorías y a abandonar la Unidad de Acción.

Comité Ejecutivo Nacional del SPP

Ver en PDF

(Visited 1 times, 1 visits today)