El Sindicato Profesional de Policía pide al Director General que ponga freno a la exposición mediática a la que permanentemente está siendo sometida la Policía Nacional.

En la mañana de hoy hemos asistido a una reunión con el Director General de la Policía, en la que nos ha explicado brevemente el nombramiento del nuevo Director Adjunto Operativo, D. Florentino Villabona Madera.

 

En su interlocución ha agradecido al Subdirector General de Recursos Humanos, presente en el acto, su labor al frente de la Dirección Adjunta durante estos últimos siete meses y ha defendido el nombramiento del nuevo DAO, a pesar del breve tiempo que le queda en la situación de activo. Considera que diez meses son suficientes para llevar adelante un proyecto que de una forma u otra organice la Policía y confía en que sea un periodo de tiempo fructífero en la toma de decisiones que limpien la tan dañada imagen de la Policía que todos los días proyectan los medios de comunicación. Finalmente manifestó que ya habrá tiempo, más adelante, para pensar en un proyecto de futuro a más largo plazo.

 

En nuestro turno de réplica tuvimos ocasión de agradecer a D. Antonio Rodríguez Martín, Director Adjunto Operativo en funciones hasta el día de hoy, su esfuerzo y trabajo durante estos meses en los que ha tenido que compaginar su labor de Subdirector General de Recursos Humanos con el del cargo accidental que hoy deja.

 

Al Director General le hemos dicho que el nombramiento llegaba tarde, que seguíamos sin entender por qué se había retrasado tanto el nombramiento de la persona encargada de dirigir la operatividad en la Institución y que esperábamos no lamentarnos en el futuro de esta falta de determinación a la hora de tomar decisiones que deberían hacerse con una celeridad debida. Y le hemos pedido contundencia y mano dura a la hora de exigir responsabilidades a todos aquellos que tanto daño le están haciendo a la Institución que tanto queremos todos.

 

Sin más, hemos mostrado toda nuestra disposición a sumar y a colaborar porque entendemos que esa es la única forma de reflotar el barco, la de remar todos en el mismo sentido.

 

Dicho esto, a vosotros os decimos que hemos sido pacientes, prudentes hasta el extremo, leales al máximo con la Institución a la que representamos, pero amigos, el vaso no admite una gota más.

 

Mentiríamos si dijéramos que corren buenos tiempos para la Policía Nacional.

 

De que parecemos una banda a estas alturas de la noche, a casi nadie le cabe la menor duda; ahora bien, la cuestión es si realmente lo somos.

 

La imagen que nuestra Organización está proyectando hacia el exterior es triste, penosa y sobre todo preocupante. Términos como “Cloacas del Estado”, “Policía Política”, “Filtración”, “Escucha”, y algún que otro nombre propio o apodo, son términos últimamente asociados a la Policía Nacional y eso no augura nada bueno.

 

Listados públicos de solicitantes a plazas directivas, disecciones pormenorizadas de historiales profesionales, procedimientos de investigación aireados a los cuatro vientos, cuerpos policiales hermanos que nos investigan, servicios secretos que informan de nosotros, grabaciones de entrevistas de mandos con periodistas… Al final vamos a hacer bueno el comentario aquel (estableciendo la correspondiente analogía) del canciller Otto Von Bismarck cuando hablaba de España y su fortaleza ante la capacidad de resistencia que experimentaba a la autodestrucción. 

 

Hoy, por fin, después de siete meses, ha sido nombrado el nuevo Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional, el hombre encargado de enderezar el rumbo del barco. Confiamos en poder dejar atrás siete meses de zancadillas, empujones y navajazos; siete meses impropios en los que sólo la incapacidad política, puesta de perfil, ha permitido llegar a la situación actual: una descomposición moral auspiciada por maquinaciones y alimentada por intereses bastardos de dentro y fuera de la Policía. A nuestro nuevo DAO le pedimos que, desde ya, empiece a tomar cartas en el asunto y exija responsabilidades, a cada uno la suya.

 

Al Ministro Sr. Zoido, al Director General, a nuestro nuevo DAO, a quien tenga oídos para oír y capacidad para hacer, esta Organización, este Sindicato Decano en la Policía, con sus imperfecciones, con sus miserias, con sus fallos, pero con toda la fuerza y determinación de la que es capaz, les decimos:

 

YA ESTÁ BIEN.                                      

 

 

Madrid, 31 de enero de 2017

 

 

 

El Comité Ejecutivo Nacional

Descargar circular en  PDF 

 

(Visited 1 times, 1 visits today)
Compartir