Cumplimiento del Acuerdo de Equiparación salarial en la Policía Nacional.

El Sindicato Profesional de Policía exige una reunión urgente con la empresa encargada de realizar los trabajos de consultoría previstos en el Acuerdo.

− El plazo previsto para el fin de los trabajos de consultoría finalizó el pasado día 28 de febrero.
− No se ha cumplido lo previsto en el Acuerdo de Equiparación en cuanto a la posibilidad de participación en los trabajos llevados a cabo.
− Se ha puesto en peligro el cumplimiento del Acuerdo por la actitud de la Administración, que ha generado una situación de chantaje hacia el SPP durante la última reunión mantenida con el fin de acordar el reparto de las cantidades previstas para el año 2019.

Madrid, 5 de marzo de 2019.- El Sindicato Profesional de Policía, mayoritario entre las escalas de mando de la Policía Nacional, ha remitido un escrito a la Secretaria de Estado de Seguridad, doña Ana María Botella, en la que le exige la convocatoria urgente de una reunión con la empresa encargada de efectuar los trabajos de consultoría previstos en el Acuerdo de Equiparación firmado en marzo del pasado año, con los cuales se tendría que conocer la real diferencia retributiva, puesto a puesto, entre los policías nacionales y los miembros de los Mozos de Escuadra. Lamentamos que, aunque el plazo dado a dicha empresa concluyó el pasado día 28 de febrero, no se nos ha hecho partícipes de los trabajos realizados que han estado rodeados de una absoluta falta de transparencia.
El Presidente Nacional del Sindicato expone que desde la Administración se ha actuado con deslealtad, lo que choca frontalmente con la actitud mantenida por la organización sindical, la más comprometida con el éxito del proceso de equiparación. Resalta que la labor del SPP fue fundamental para la construcción del consenso, facilitando que otras organizaciones sindicales y las asociaciones de la Guardia Civil dejasen a un lado sus diferencias. El pasado día 27 de febrero, en la reunión de la Comisión Técnica de Seguimiento del Acuerdo en el ámbito de la Policía Nacional, se vivió una situación calificable de chantaje hacia este Sindicato, al ponerle en la tesitura de tener que elegir entre aceptar un reparto injusto con los mandos policiales o no firmar un acta necesaria para que se produzca el cobro de las cantidades de este año, lo que sin duda hubiera supuesto el final del Acuerdo de Equiparación.

Durante los últimos meses no se ha apreciado en los responsables de la Administración el mismo grado de lealtad y compromiso con el cumplimiento del Acuerdo que el que ha tenido el SPP. Sin embargo, todavía tienen una última oportunidad de enmendar esa situación accediendo a la exigencia de convocatoria urgente de una reunión con la empresa contratada para que se permita la participación necesaria y para conocer los resultados de los trabajos que haya efectuado.

Ver en PDF