Consejo de Policía 31/01/19 bajo la presidencia del Ministro del Interior y la presencia del Director General de la Policía, Director Adjunto Operativo y Junta de Gobierno

  1. Intervención del Ministro del Interior

Tras saludar a los allí presentes, el Ministro del Interior manifestó que su intención desde el principio de su mandato fue crear una estructura orgánica más operativa y profesional e impartió dos instrucciones claras, la primera, escuchar activamente a los policías y la segunda de ellas, abrir los despachos a los representantes sindicales. A continuación, pasó a analizar los diferentes frentes en los que desde el Ministerio se está trabajando para mejorar la función policial.

La primera de las cuestiones que trató fue el Acuerdo de Equiparación Salarial firmado por el anterior responsable del Ministerio con las organizaciones sindicales representativas. Dijo que su ejecución se llevó a cabo realizando un gran esfuerzo y que el resultado de este se reflejó en la nómina de octubre del pasado año. Manifestó igualmente que el proyecto de presupuestos de 2019 garantizaba el cumplimiento del segundo tramo recogiendo los 250 millones de euros establecidos en el Acuerdo. No obstante, están trabajando en mecanismos para adelantar la referida cantidad si estos no salieran adelante. Finalmente agradeció el compromiso de las organizaciones sindicales representativas en la ejecución del Acuerdo.

A continuación, anunció el otro gran reto de su Ministerio: dotar de mejores medios e infraestructuras a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Para ello, el Consejo de Ministros, en su reunión del pasado día 18 de enero, aprobó un Plan de Infraestructuras a 7 siete años que recogía la cantidad de 600 millones de euros, 275 de ellos destinados a las dependencias de la Policía Nacional. Se acometerán actuaciones en multitud de edificios, en los ocho CIEs existentes, así como en los CATEs de Málaga, Motril y Almería.

De la misma forma informó que por parte de la Dirección General de la Policía se estaba preparando un Plan de Equipamientos Policiales. Dentro del mismo se encontraban en proceso de adquisición 5200 chalecos (4000 internos y 1200 externos), 1000 pistolas HK y 979 vehículos de renting. Igualmente se iba a proceder a la compra de cámaras de videograbación, guantes anticorte, así como de pistolas táser y defensas extensibles que pronto serán una realidad.

Otro reto al que se enfrenta su Ministerio es la mejora de la dotación de personal. Para ello, el proyecto de los presupuestos generales del estado establece una tasa de reposición del 115%. Se trata de empezar a reponer la pérdida sufrida de 7500 policías durante el periodo 2011-2017.

Por otra parte, se comprometió a dar estabilidad a los altos cargos que forman parte de la cúpula policial y a promover la excelencia, profesionalidad y compromiso con los valores policiales.

Finalmente anunció la activación de diferentes mesas de trabajo durante los meses de febrero y marzo: desarrollo reglamentario de la Ley de Régimen de Personal de la Policía Nacionalreingreso al servicio activo desde la situación de segunda actividadjornada laboralcatálogo de puestos de trabajo y la finalización de los trabajos encaminados al desarrollo del protocolo de prevención del suicidio.

En definitiva, su mandato irá dirigido a mejorar las retribuciones, las infraestructuras y dotar a la Institución de más policías.

  1. Ruegos y preguntas

En su intervención, el Presidente Nacional y Vocal en el Consejo de Policía por la Escala Ejecutiva del Sindicato Profesional de Policía, empezó reclamando un respeto absoluto por el marco competencial recogido en nuestra Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

En este punto denuncio una serie de tuits publicados durante la semana pasada por asociación profesional de la GC, APROGC, en los que se ponía en duda el año de creación de la Policía Nacional y se ofendía y menospreciaba gravemente a esta Institución.

Otro aspecto que precisa de actuaciones urgentes es la mejora de las retribuciones de los miembros de la Policía Nacional. Se pidió un absoluto respeto a los puntos fundamentales del acuerdo de equiparación salarial firmado con el anterior responsable del Ministerio del Interior y la ejecución de los tramos correspondientes a los ejercicios 2019 y 2020. En todo caso, le manifestó, que sí sería conveniente hacer una revisión de alguno de los puntos de desarrollo del mencionado acuerdo y que no fueron admitidos por los anteriores responsables del Ministerio. No estaría de más que valorasen la inclusión de algunas mejoras, como por ejemplo para el personal en la situación administrativa de segunda actividad sin destino, que harían mucho más justo un acuerdo tan histórico.

Es urgente el mantenimiento de una oferta pública de empleo que permita un aumento de la plantilla de policías nacionales en nuestro país.

También es necesaria la mejora en la dotación de medios materiales y la mejora de las infraestructuras dependientes de la Dirección General de la Policía. Muchas comisarías están obsoletas, con graves carencias que deben ser inmediatamente corregidas y además es precisa la construcción de otras nuevas.

En este sentido le recordó que las normas sobre prevención de riesgos laborales también están para ser cumplidas.

Reclamó una vez más que se lleven a cabo los trabajos de desarrollo reglamentario de la Ley Orgánica de Régimen de Personal de la Policía Nacional. Incluso le pidió diálogo para valorar la necesidad de efectuar algunas modificaciones de la propia Ley.

Hay que abordar, entre otros, los reglamentos de provisión de puestos de trabajo y de procesos selectivos. Se dijo NO a la politización del Cuerpo; NO a la libre designación indiscriminada; SÍ a la provisión de puestos de trabajo con criterios profesionales y SÍ a sistemas de ascenso con prevalencia de una auténtica antigüedad selectiva.

Otro aspecto muy necesario en este apartado es el establecimiento de un sistema de evaluación del desempeño.

Igualmente, en la Policía Nacional se necesita urgentemente un nuevo Catálogo de Puestos de Trabajo que facilite una mejor gestión de los medios personales tanto a nivel central como periférico.

Con la aprobación de la actual Circular de jornada laboral en la Policía Nacional se inició un camino novedoso en el Cuerpo al contar con una norma única y pública que determina las condiciones de trabajo de los Policías en un ámbito, el tiempo de trabajo, que afecta directamente al marco estatutario personal de cada uno de sus integrantes. Pero con el tiempo se ha acreditado que es necesaria una revisión de algunos de los postulados que en dicha norma se recogen. Hay que revisar urgentemente, entre otras cosas, los sistemas de trabajo a turnos rotatorios, que han provocado un importante déficit de personal en las diferentes dependencias y hay que regular de forma clara algunas otras como los servicios de incidencias.

Le pidió que impartiera las instrucciones oportunas para que se elabore una nueva normativa sobre condecoraciones policiales. La vigente está totalmente sobrepasada, es anterior a nuestra Constitución y genera muchos problemas tanto para quienes la tienen que aplicar como para aquellos a los que le es aplicada. Más que elemento motivador se ha convertido en un lastre para la motivación de los policías.

También precisan de actuaciones urgentes la regulación del régimen disciplinario y de la normativa de incompatibilidades.

Otros aspectos que mejorar son el impulso de la actividad en el marco del Consejo de Policía, la mejora de los reconocimientos para los policías jubilados, la revisión al alza de las retribuciones de los policías en segunda actividad, el aumento exponencial del presupuesto para los programas de acción social, la creación de una Mutualidad propia y la implantación de medidas efectivas que supongan avances reales en materia de igualdad.

Denunció, por un lado, la inacción del Gobierno de la Nación y de su Ministerio para frenar la ya conocida como “Ley de Abusos Policiales” y por otro, la extralimitación de la Secretaría de Estado de Seguridad para emitir la Instrucción 13/2018, sobre la práctica de los registros corporales externos, la interpretación de determinadas infracciones y cuestiones procedimentales en relación con la LO 4/2015 (LOPSC), que introduce, si cabe, más confusión e inseguridad jurídica para los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en su actividad profesional e incluso vacía de contenido algún tipo sancionador de la Ley. El Sindicato Profesional de Policía interpuso el 5 de diciembre de 2018 el correspondiente recurso Contencioso-Administrativo ante la Audiencia Nacional.

Por último, le solicitó que, como máximo responsable del Ministerio del Interior, exigiera al resto de componentes del Gobierno una modificación normativa para que se aumenten las cantidades asignadas a los funcionarios de la Administración General del Estado, en concepto de indemnizaciones por prestación del servicio fuera del término municipal donde radica su residencia habitual. Las cuantías de las dietas (alojamiento y manutención), indemnización de residencia y gastos de viaje están absolutamente desfasadas y no son acordes ni con las necesidades reales de los funcionarios ni con los precios de los distintos establecimientos dado que han sufrido un importante aumento en los últimos años.

La medida solicitada afectaría al conjunto de funcionarios de la Administración General del Estado, pero el Sr. Ministro tendría que ser consciente de la importancia que conlleva para los funcionarios de la Policía Nacional, puesto que son quizá los que tienen más movilidad por razón del servicio que prestan. La situación es insostenible en determinadas zonas como las grandes ciudades, las islas y las zonas costeras y exige una actuación inmediata.

El Vocal en el Consejo de Policía por la Escala Superior del Sindicato Profesional de Policía quiso hacer referencia particular a dos antiguos y reiterados problemas a los que, hoy en día, se continúa sin dar una correcta, constitucional y legal solución.

Concretamente se refirió al sistema de provisión y cese en los puestos de trabajo por el procedimiento de Libre Designación, y a la forma en que se viene utilizando la entrevista personal en los procesos de ascenso, particularmente a las Categorías de Comisario y Comisario Principal.

Hasta hace poco tiempo no se cumplía, ni tan siquiera, el requisito legal de publicación de las vacantes existentes en ciertos puestos de trabajo, menos aún la motivación de las circunstancias concurrentes en el finalmente elegido para ocupar un determinado puesto; a día de hoy, la mera publicación se ha convertido en un acto formal que sirve para dar cobertura administrativa a quien ha sido designado previamente e, incluso, ocupa el puesto de forma provisional, omitiendo cualquier consideración de los solicitantes y convirtiendo el principio de igualdad en un mero enunciado vacío de contenido.

Respecto de las entrevistas personales, como prueba decisiva en los procesos de ascenso, su utilización arbitraria, su parcialidad interesada, la ausencia total de parámetros técnicos en su ejecución, han conllevado a una desconfianza generalizada, y reiteradamente confirmada, en la justicia y objetividad de los resultados finales, sin posibilidad de que prosperen los recursos de quienes se consideren perjudicados, al carecer de perfiles previos de selección, así como de motivación en las calificaciones de APTO o NO APTO; como han puesto de manifiesto numerosas sentencias de los Tribunales; lo que se ha venido traduciendo en unos resultados prácticos, respecto de las capacidades mostradas posteriormente por los elegidos, que ahora sufrimos todos, policías y ciudadanos.

Ambos aspectos, Libre Designación y entrevistas personales, han sido cuestionadas y matizadas en numerosas sentencias judiciales, sin que la administración policial se haya dado por aludida, sin que se haya mostrado la más mínima voluntad de ajustar los procedimientos a los principios constitucionales, tan sólo se cumplimentan sus aspectos formales para evitar responsabilidades, pero no se interiorizan estos principios como pautas de cualquier actuación administrativa interna o externa.

En su réplica, el Ministro de Interior mostró un especial interés en la denuncia efectuada por este Sindicato sobre las constantes invasiones competenciales por parte de la Guardia Civil, así como sobre la falta de transparencia en los procesos selectivos, manifestando su intención de hacer un seguimiento de ambos asuntos y tomar las medidas oportunas.

Se adjuntan, para todo aquel afiliado o afiliada que lo desee, las intervenciones integras de los vocales de las Escalas Ejecutivas y Superior por el Sindicato Profesional de Policía.

Este contenido es sólo para usuarios registrados Entrar

Para trabajar en todo lo expuesto le ofrecimos nuestra más sincera colaboración como Sindicato de referencia, como Sindicato de Mandos de la Policía Nacional.

Madrid, 1 de febrero de 2019

VOCALES EN EL CONSEJO DE POLICÍA