Cobro del segundo tramo del Acuerdo de Equiparación salarial.

Ayer mantuvimos una reunión de la Comisión Técnica de Seguimiento del Acuerdo de Equiparación en el ámbito de la Policía Nacional, bajo la presidencia del Director General de la Policía y con presencia de las organizaciones sindicales firmantes del Acuerdo de Equiparación. El objetivo de la misma era establecer los criterios de reparto del dinero que correspondería a Policía Nacional, del montante de 250 millones previstos para 2019. Paralelamente se estaba desarrollando la reunión de la Comisión Técnica en el ámbito de la Guardia Civil, con el mismo objetivo.

El Director General comenzó aportando los siguientes datos:

  • Existe la posibilidad de conseguir un aumento para Policía Nacional, del porcentaje de reparto entre ambos cuerpos, de tal forma que, del total de 250 millones de euros, a Policía Nacional le correspondería un 42,72%. Supone 4,32 millones de euros más respecto a la cantidad que se nos indicó por parte de la Secretaría de Estado de Seguridad el día anterior.

  • Del montante total destinado para Policía Nacional, se distribuiría un 10 % en concepto de productividad (10.680.000€) y el 90% restante (96.120.000€) en complemento específico singular mediante una regla complementaria.

Se nos facilitó una primera propuesta de reparto con aplicación de índices correctores por escalas, que situaba con la misma cantidad a la Escala Básica y a la Ejecutiva, con un índice corrector en positivo a la escala de Subinspección e índice corrector negativo a la Escala Superior.

Desde el SPP manifestamos nuestro malestar por este reparto, dado que en todo momento se nos había indicado, tanto por la Secretaría de Estado de Seguridad como por el Director General, que sería proporcional, lo que motivó nuestro posicionamiento contrario a esta propuesta. El Director General justificó sus datos basándose en que existen sondeos e informes de la SES que los corroboran, en base a las diferencias retributivas de cada escala con las correspondientes de Mozos de Escuadra.

El resto de organizaciones sindicales presentes manifestaron su posición favorable a la propuesta del Director General.

Llegado nuestro turno de intervención, tras solicitar que se nos aportasen los documentos en que se basa este reparto y ante la negativa del Director General a facilitarlos, manifestamos nuestro rotundo NO a darlos por válidos. Puesto que hasta el momento no tenemos ningún dato oficial del resultado de los trabajos de la Consultora que justifique ese reparto, nos opusimos firmemente a que hubiera un índice de corrección negativo.

Hicimos ver que nuestra organización, siguiendo la línea de reparto proporcional de retribuciones, no podría aceptar que se produjeran perjuicios no justificados. Posición en la que nos mantuvimos firmes, frente a la oposición del resto de organizaciones sindicales presentes.

Nuestra firmeza motivó que el Director General pusiera sobre la mesa una segunda propuesta en la que no había una escala claramente perjudicada por el reparto. Tras varias horas en las que se continuó con la reunión y se mantuvieron conversaciones bilaterales con el Director General por parte de los representantes de este Sindicato, se nos trasladó que la situación que se generaba con la falta de consenso entre las organizaciones sindicales en el ámbito de la Policía Nacional, haría que no se pudiera modificar el porcentaje de reparto entre cuerpos propuesto, ni materializar el cobro de las cantidades del año 2019 en el mes de abril;  quedando el cumplimiento del Acuerdo a expensas del resultado de las elecciones generales del 28 de abril y a la decisión que pueda adoptar el próximo Gobierno.

El Director General nos indicó que no habría ninguna otra propuesta, siendo firme en que, tanto la SES como la Dirección General, NO aceptarían bajo ningún concepto un reparto proporcional, haciéndonos hincapié en que en el caso de que nuestra organización no aceptará el reparto propuesto pondríamos en peligro el cobro del segundo tramo de equiparación salarial de la totalidad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Ante esta situación, por responsabilidad, teniendo en cuenta la falta de apoyo del resto de las organizaciones sindicales y queriendo ser lo más justo posible con nuestro compromiso de defensa de las escalas de mando a las que representamos, pese a estar en desacuerdo con la última propuesta, aceptamos un reparto en el que no hubiera ninguna escala con índices correctores negativos y sí una con un índice corrector en positivo.

Como consecuencia de ello, se ha logrado la modificación de los porcentajes de reparto entre cuerpos, de lo que se beneficiará la totalidad de nuestro colectivo y sus familias, quedando las cantidades definitivas de la siguiente manera:

El cobro se producirá en la nómina del mes de abril, con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2019.

Hemos reiterado nuestra petición de que la equiparación alcance también a los funcionarios que prestan servicio en el extranjero, exigiendo que se agilicen los trabajos que permitan variar los módulos correspondientes.

Madrid, 28 de febrero de 2019

El Comité Ejecutivo

Ver en PDF