A falta de trabajo, a mentir: motivos del abandono de la reunión en Interior

Cuando la ausencia de información, asistencia, trabajo y servicios es muy evidente, la mentira y la demagogia entran a ocupar un espacio en el que lo de menos es la protección de los compañeros porque, en definitiva, sólo preocupa pescar en el río revuelto que uno mismo agita. Y en este contexto hay que referirse a los comunicados emitidos por el sindicato ASP y la asociación profesional IGC que, pese a no suscribir la propuesta de equiparación ofrecida por el Ministerio del Interior, tuvieron el ‘cuajo’ de presentarse allí ayer para hacer lo único que saben hacer con algo de acierto: enredar.

Nadie echó a ASP e IGC de la reunión por decir “no” a este acuerdo. Se les invitó a abandonar la cita puesto que en ella sólo tienen presencia -como la tendrán en las Mesas General y Sectorial de este acuerdo- aquellos sindicatos y asociaciones que suscribimos esta oferta. Y su ausencia, que es buscada por ellos y no por nadie más al colocarse fuera del acuerdo por motivos que parten de la conveniencia, no limita o restringe derecho alguno. Al contrario, se trata de un ejercicio de coherencia que gustosamente deberían asumir, puesto que si no quieren que los policías nacionales cobren 561 euros brutos más de media al mes y los guardias civiles 720, no tiene sentido alguno que participen en trabajos técnicos que sólo incumben a quienes hemos aceptado esta oferta. Pero claro, de coherencia vamos mal. Algunos, para desgracia de sus afiliados y asociados se han convertido en un producto roto: denuncian pero nunca logran nada, jamás firman mejora alguna y no podrán informar a sus afiliados de lo que ocurre (en el caso de ASP, además, ni siquiera de lo que se debata en el Consejo de Policía porque no tienen presencia, tras quedarse sin Vocal en ese órgano paritario).

ASP e IGC tienen todo el derecho del mundo a decir que ellos no quieren los cientos de millones de euros (hasta 807) que Interior va a dedicar a la equiparación salarial. Pero pretender decir que “no” y estar presentes en los trabajos técnicos es como exigir que en el pacto de investidura firmado por PP y Ciudadanos esté presente el PSOE, pese a no estar de acuerdo con ellos y no querer ni sumarse ni firmarlo. No se puede estar en misa y repicando. En unidad de acción y fuera de ella. En contra de las votaciones y organizándolas. Rechazando las mejoras y pidiendo, a la vez, estar en ellas. A favor y en contra, según el momento y hora.

Madrid, 9 de marzo de 2018

Ver en PDF